La arquitectura sostenible está ganando terreno en los últimos años y todo apunta a que, en el futuro próximo, se hará todavía más notable. Por eso, cada ver surgen más iniciativas y soluciones, como Thermochip, del que ya hablamos en el blog, que contribuyen a conseguir una mayor eficiencia y sostenibilidad en las construcciones.

Hoy os vamos a hablar de 4 tendencias en arquitectura sostenible que están en auge este año.

1. Jardines verticales

Los jardines verticales cubren paredes, fachadas y muros en diversas edificaciones alrededor del mundo. Aportan muchos beneficios, como reducir la contaminación acústica, filtrar los gases nocivos, producir oxígeno, regular las temperaturas, embellecer el entorno e incrementar la calidad de vida.

Se trata de una utilización eficiente de los espacios, que tiene efectos muy positivos en el entorno y en la salud de las personas, y son cada vez más utilizados en nuestras ciudades.

2. Materiales de construcción sostenibles

Los materiales sostenibles se definen por ser saludables, duraderos y procedentes de la naturaleza. Además, pueden ser reutilizados, reciclados y recuperados.

Madera, pizarra, piedra… Hay multitud de opciones, de las que ya os hemos hablado en dos posts anteriores: Los materiales de construcción sostenibles, esenciales para una construcción más responsable y limpia y Materiales sostenibles: Naturales, saludables y duraderos.

3. Inclusión de elementos naturales

Esta técnica de la arquitectura moderna consiste en que los elementos naturales, como la luz solar y el viento, influyan a través de las estructuras de los edificios, sin necesidad de recurrir al aire acondicionado y a la calefacción. De esta forma, se reduce el impacto ambiental y se consigue un notable ahorro energético. Muchas empresas ya se han apuntado a esta tecnología.

4. Fachadas de piedra natural

Se llevan las texturas rugosas con acabados de estilo rústico, pero también dan mucho juego en estilos más modernos. Este material ofrece una alta durabilidad y es un gran aislante térmico y acústico. En la imagen podéis ver una fachada cubierta con un sistema de paneles de piedra natural, con un tono muy cálido y acogedor.

Todas estas ideas son una muy buena noticia para el medio ambiente y, además, el resultado visual es de lo más atractivo. Son una tendencia clara también en decoración, ya que cada vez son más las opciones. ¿Qué os parecen a vosotros estas propuestas de construcción sostenible? ¿Cuál es la que más os ha llamado la atención?